Argentina
23 septiembre, 2016

De cara a la próxima cumbre entre el 10 y 14 de octubre en Bruselas, el bloque sudamericano exigirá la fijación de amplias cuotas para la exportación de etanol y carne vacuna.

De cara a la próxima cumbre entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), que será entre el 10 y 14 de octubre en Bruselas, el bloque sudamericano exigirá la fijación de amplias cuotas para la exportación de carne vacuna y etanol.

Fuentes empresarias al tanto de las conversaciones dijeron a BAE Negocios que “los dos puntos más sensibles son la carne vacuna y el etanol. El primero golpea a la Argentina, por la pésima oferta de la UE, y el etanol perjudica a Brasil, porque es el segundo exportador del mundo, detrás de los Estados Unidos”.

Las fuentes indicaron que en la propuesta original, entregada por la UE el pasado 11 de mayo, “no hay cuotas establecidas ni para la carne ni para etanol. Solamente se hace referencia a que esos productos se abordarán en forma oportuna”.

Este planteo, motorizado por Francia con otros doce países, causó rechazo en todos los gobiernos del Mercosur y “las negociaciones podrían estancarse si no se ven avances”, manifestaron a este diario. En la esfera privada, tanto la cámara alimenticia Copal como los frigoríficos exportadores de ABC salieron a cuestionar la oferta de Europa.

Por su parte, Brasil es el principal productor y exportador del mundo de azúcar, comerciando el 60% del azúcar en bruto y el 40% del azúcar blanco del mundo. Sus exportaciones no han dejado de crecer en los últimos años. Mientras que en 1992-1993 solo era responsable del 9% del azúcar exportado a nivel mundial, en 2014 este porcentaje se había multiplicado por 5 hasta el 42%.

Es el segundo exportador mundial de etanol, contando con una industria que es cuatro veces más grande que la comunitaria. El sector azucarero comunitario no puede competir con el brasileño ya que éste goza de mucho apoyo por parte del gobierno, como créditos blandos, renegociación de las deudas de las azucareras, apoyo a la exportación y un programa de fomento de producción de etanol (la gasolina tiene que mezclarse con un 27% de etanol y hay un apoyo al precio de este biocomusible).

La Confederación europea de cultivadores de remolacha (CIBE) cree que el mercado del azúcar comunitario ya soporta bastante presión y volatilidad por lo que pide que no se hagan más concesiones ni en azúcar ni en etanol.

El Mercosur negocia con la Unión Europea las desgravaciones arancelarias a un plazo de 15 años y planteó que no ingresarán ciertos bienes de sectores sensibles en las conversaciones bilaterales.

Fuente. Agritotal

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS