Argentina
11 marzo, 2019

Este lunes habrá una cena encabezada por Vidal. Y de martes a viernes quedará abierta la megamuestra. El sector alcanzaría en 2019 los US$ 28.000 millones en exportaciones.

Más de 500 expositores y 10 plots de cultivos (el año pasado fueron 460 y 2, respectivamente), más todas las actividades y presentaciones complementarias, volverán a constituir a Expoagro en una verdadera plataforma de despegue para la actividad comercial del año, a partir de la cadena agroindustrial, pero con efectos para toda la economía argentina, de la mano de una cosecha gruesa con rindes récord que ya se empieza a palpitar.

Lograr semejante entramado de productos y servicios, articulado con lo institucional y lo político, no fue fácil tras un año complicado. Y haberlo conseguido tiene que ver con diversos factores. Por un lado, se logró sostener la participación de la maquinaria agrícola, que es el corazón de la muestra, y venía de meses muy duros. Pero se contuvo la presencia de las empresas habituales y hasta se pudo ampliar incluso con otras presencias, a partir de un esfuerzo grande de la organización para generar financiación propia para la venta de stands, en un contexto de tasas de interés prácticamente inviables. En 2018 se financiaron los lotes con créditos de diversos bancos a tasas muy buenas. Este año hacer eso era imposible por lo cual se resolvió ofrecer financiación directa.

Por otro lado, la carpa de Stands Cubiertos, que alberga a más de 60 empresas quedó chica, por lo cual se montó una segunda carpa, con capacidad para otras 30 empresas. Es la primera vez que se debe ampliar este sector. Eso suma decenas de empresas en un solo lugar. Además, claro, ayudó a la conjunción de todo esto la buena perspectiva de cosecha.

“Volvimos a ser un lugar de expectativas”, destacó Patricio Frydman, gerente comercial de Exponenciar SA, la empresa organizadora de la megamuestra. “Esto es un poco por las exposiciones anteriores, en función de lo que pasó, la cantidad de negocios que se hicieron y de que los ejecutivos entienden que es un buen termómetro de lo que va a ser el resto del año. Las buenas expectativas en función del volumen de producción contagió a muchas empresas para que en años difíciles como éste hagan el esfuerzo e inviertan para participar”, describió el ejecutivo.

El otro factor de crecimiento notable es el de las parcelas de cultivos, los denominados plots, cuya cantidad se quintuplicó. Frydman destaca en ese sentido “un trabajo de acercamiento desde la organización de la feria, sumado al hecho de que se terminaron de realizar las fusiones que se venían instrumentando en ese rubro. Ahora las empresas resultantes están más consolidadas y vuelven a desarrollar estrategias de posicionamiento comercial y de presencia en eventos”.

El gran encuentro de negocios está encaminado. “Muchos se sorprenden -advierte Diego Abdo, gerente de Producto de Exponenciar y a cargo de la Comunicación de Expoagro-, porque tras el salto del dólar de agosto pasado y la posterior reimplantación de retenciones, pocos hubieran apostado por una Expoagro que supera sus guarismos. Pero el tiempo fue avanzando y con el trabajo de todos nuestro equipo más la ayuda de cierta financiación especial como la comentada, se fue conformando la imponente exposición que abrirá sus puertas el próximo martes”.

En las últimas semanas, el Banco Provincia -main sponsor de la megamuestra- anunció su fuerte apuesta y lideró la oferta de créditos con las cuales las diversas entidades bancarias buscarán apalancar las inversiones y proyectos de productores y contratistas. El presidente de la entidad, Juan Curutchet adelantó que ofrecerán “financiación para inversiones en pesos y dólares, de hasta el 100% del valor del bien de capital, ya sea nuevo o usado, con plazos de 36 y 60 meses, en pesos, con tasas fijas entre el 23% y el 30%, y en dólares, con tasas fijas del 1% y el 2% según plazo, más las promociones especiales con Tarjeta Procampo y Pactar”.

La intención de renovar equipos e incorporar nuevas tecnologías se percibe entre los actores de la agroindustria y se espera que con tasas más accesibles Expoagro represente una plataforma desde la cual se dinamice la rueda productiva, por la oferta de tasas por debajo de la inflación proyectada para este año.

Las empresas expositoras, en muchos casos por acuerdos particulares con entidades bancarias, también presentarán ofertas de financiación muy agresivas, tal como ya han empezado a difundir.

Así, se vuelve a reinstalar la situación de feria que caracteriza a Expoagro, donde se consiguen condiciones que son difíciles de obtener el resto del año, tanto en precio de producto, como en ofertas especiales y tipos de financiación. Todo para constituirse como una exposición de negocios, la capital de los agronegocios.

Fuente: Clarín Rural.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS