5 marzo, 2020

La compañía señaló en sus reportes que «la disminución de las ventas se registró mayoritariamente en el negocio de ingredientes alimenticios».

Un complejo término de 2019 informó Empresas Iansa tras registrar una disminución de 7% en los ingresos del último trimestre del año pasado a US$ 97 millones, en contraste a los US$ 104 millones del mismo período de 2018.

Si las cifras se analizan por año consolidado (enero a diciembre 2019), hubo una caída de 8,7% en los ingresos consolidados del año pasado de la firma de capitales ingleses, ED&F Man, al lograr US$ 397 millones, a diferencia de los US$ 434 millones en 2018.

La compañía señaló en sus reportes que «la disminución de las ventas se registró mayoritariamente en el negocio de ingredientes alimenticios, el cual tuvo ingresos por US$ 215,3 millones al finalizar el cuarto trimestre del 2019, en comparación con US$ 237 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior».

Mientras que las ganancias de la sociedad controladora presentaron una pérdida por US$ 5,2 millones al 31 de diciembre de 2019, en comparación con la pérdida registrada en el mismo periodo del año anterior de US$ 6,2 millones.

«Durante el año 2019 el precio internacional de la azúcar refinada mostró una disminución, promediando US$ 333 por tonelada (Londres N°5) al 31 de diciembre de 2019, en comparación con un precio promedio de US$ 343,8 por tonelada en el mismo periodo del año 2018, lo que representa una disminución de 3,1%.

En esa línea, la empresa agregó que «el precio internacional de azúcar ha mostrado una caída, promediando US$ 353,9 por tonelada en el mes de diciembre 2019, debido a un aumento proyectado en el abastecimiento de azúcar en el mercado internacional. El desfavorable desempeño obtenido en el segmento alimentos se encuentra afectado por un mayor tipo de cambio promedio, a su vez, en el segmento de ingredientes alimenticios, el menor precio internacional del azúcar ha significado menores ingresos por venta a los clientes industriales».

El documento informado a través de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) da cuenta también que a pesar que al 31 de diciembre de 2018 el test de deterioro al rubro no determinaron su existencia para los activos en operación, «la compañía decidió registrar un deterioro de maquinarias y equipos de las plantas no operativas de Rapaco, Curicó y Linares, por un total de US$ 10,6 millones, reflejado en el resultado no operacional».

Fuente: df.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: