Mundo
8 junio, 2019

Biosev SA, el segundo mayor productor de azúcar de la nación, informó una pérdida neta de 1.200 millones de reales (US$309 millones).

La unidad brasileña de caña de azúcar de Louis Dreyfus Co. registró otra importante pérdida anual debido a que la depreciación de la moneda local aumentó sus costos de deuda en dólares, lo que se suma a un escenario de precios bajos y clima desfavorable.

Biosev SA, el segundo mayor productor de azúcar de la nación, informó una pérdida neta de 1.200 millones de reales (US$309 millones) en la temporada finalizada el 31 de marzo, similar al resultado del año anterior.

El impacto de un real más débil en su deuda representó pérdidas cercanas a 1.000 millones de reales. Otros factores adversos provinieron de una caída del 11% en el volumen de molienda de la caña, debido principalmente a la sequía, y una disminución del 45% en los ingresos del azúcar.

“El efectivo de las operaciones azucareras no fue suficiente para compensar los gastos financieros”, dijo el director ejecutivo de Biosev, Juan Blanchard, en una entrevista telefónica desde São Paulo.

La estrategia de desviar un porcentaje récord de jugo de caña para producir etanol, combinada con una reducción de costos del 5,3%, ayudó a aumentar los márgenes operativos de la compañía en esta temporada en 2,2 puntos porcentuales, dijo Blanchard.

Si bien Biosev se benefició de los precios más altos del etanol en el tercer trimestre de 2018, esto se vio compensado por precios inferiores a los esperados en la temporada baja de caña cuando los precios generalmente alcanzan su máximo nivel, dijo. La deuda neta de la compañía aumentó 40% a 4.650 millones de reales el 31 de marzo respecto al año anterior, ya que el real perdió alrededor de 15%. Un índice de apalancamiento clave aumentó a 3 desde 2,1.

“Hemos mejorado las métricas operacionales y nuestro resultado financiero antes del efecto de la divisa”, dijo Blanchard. “Podremos mostrar un mejor resultado neto al final de la temporada actual”.

La compañía concluyó la venta de un molino en el noreste de la nación y firmó la venta de otro en la misma región. La desinversión es parte de un plan de recuperación después de que Louis Dreyfus inyectara US$1.000 millones en la unidad el año pasado luego de siete pérdidas anuales consecutivas.

Fuente: Bloomberg.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS