Argentina
4 enero, 2020

La medida, que se oficializaría a través de un decreto en los próximos días, no alcanza a los trabajadores del Sector Público Nacional, del Régimen de Trabajo Agrario Especial y del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares. No obstante, Moroni confirmó que trabajan en la implementación de un esquema similar de incremento para estos sectores; el de los empleados públicos se conocería la próxima semana.

Desde temprano se especulaba con el anuncio que finalmente se concretó a última hora de la tarde. El encargado de realizarlo fue el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quien confirmó la decisión del Gobierno nacional de otorgar un incremento salarial de $ 4000 para el sector privado a cobrar a partir de enero a cuenta de paritarias futuras y confirmó que trabajan en la implementación de un esquema similar para los empleados públicos.

Se dispuso un incremento salarial para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado de $ 3000 desde el mes de enero de 2020 y, a partir de febrero, se deberá adicionar a dicho aumento la suma de $1000.

La medida, que se oficializaría a través de un decreto en los próximos días, no alcanza a los trabajadores del Sector Público Nacional, del Régimen de Trabajo Agrario Especial y del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares. No obstante, Moroni confirmó que trabajan en la implementación de un esquema similar de incremento para estos sectores; el de los empleados públicos se conocería la próxima semana.

“El objetivo fue apuntar a los sectores que quedaron más abajo y darles un piso de negociación para que las negociaciones colectivas puedan trabajar de un modo más pacífico”, explicó el ministro de Trabajo durante la conferencia de prensa. Y resaltó que no se trata de un bono, sino de un incremento salarial.

“No estamos pretendiendo suplir a la negociación colectiva, sino fijar un piso para esos sectores que habían quedado más postergados”, precisó. De acuerdo a números propios, la suba alcanzaría a 1.300.000 trabajadores. “La política general es mejorar el poder adquisitivo”, afirmó.

“En 10 de los 20 convenios colectivos de mayor cobertura, es decir, de los que mayor cantidad de personal tienen, la suma fija permite recuperar todo el poder adquisitivo perdido en 2019. Estos son: construcción, entidades deportivas, estaciones de servicios, encargados de edificios de renta, alimentación, metalúrgicos, seguridad, sanidad, pasteleros y cuero”, detalló.

“El objetivo fue apuntar a los sectores que quedaron más abajo y darles un piso de negociación para que las negociaciones colectivas puedan trabajar de un modo más pacífico”, explicó el ministro de Trabajo durante la conferencia de prensa.

De acuerdo al borrador del decreto que circuló durante la jornada, el aumento deberá ser absorbido por las futuras negociaciones paritarias y “no deberá ser tenido en cuenta para el cálculo de ningún adicional salarial previsto en el convenio colectivo o en el contrato individual de trabajo, en tanto no sea pactado específicamente para este incremento un criterio distinto mediante negociación colectiva”.

Además, con el objetivo de facilitar el control por parte de los trabajadores, deberá consignarse en el recibo de haberes como “incremento solidario”. Para los empleados que realizan horario reducido el incremento se aplicará en forma proporcional.

En tanto, las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas que cuenten con Certificado MiPyME vigente quedarán eximidas del pago de las contribuciones patronales con relación al incremento salarial por tres meses o el menor plazo en que tal incremento sea absorbido por las futuras negociaciones paritarias. Si no cuentan con la documentación, podrán tramitarla con el fin de quedar eximidas dentro de los 60 días corridos desde la publicación del decreto que oficializa la medida.

Los negociadores

La suma fija remunerativa y a cuenta de futuros aumentos en la paritaria 2020 -se publicará hoy en el Boletín Oficial- es parte de las facultades especiales que el gobierno nacional obtuvo con la sanción de la ley de emergencia económica, y marcará el piso de las negociaciones salariales para este año.

La reunión de este viernes por la mañana fue la culminación del trabajo que tuvieron ayer varios ministerios incluidos en las conversaciones. Es que mientras Moroni mantuvo una línea abierta con los gremios, Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) se encargó de intercambiar opiniones con los empresarios. Guzmán, con una mirada macroeconómica como base de las decisiones, es quien tuvo la última palabra en el equipo económico. Todo se realizó bajo el estricto seguimiento permanente del Presidente y de su ministro coordinador.

«Es un decreto que tiende a la recuperación de los salarios en el sector privado. Es la primera expresión en detalle de lo que planteamos en la ley de solidaridad, normalmente conocida como la ley de emergencia, que era impulsar la recuperación de los salarios de los sectores más vulnerados», manifestó Moroni.

El titular de la cartera laboral comentó que «las partes negociarán la manera en la que se absorberá en las paritarias», al tiempo que confirmó que el incremento salarial «se mantiene en caso de que las negociaciones paritarias no avancen».

El decreto salió horas después de que, preocupado por el impacto de la inflación, el Presidente pidió moderación a los gremios en las paritarias, un mensaje que tuvo, por sobre todo, un destinatario: el líder camionero, Hugo Moyano, quien presiona para alcanzar un fuerte aumento en su sector.

En la Casa Rosada reconocen que el problema del alza en los precios por ahora no tiene solución y apuestan a que las paritarias no se transformen en un problema adicional. «Hoy tenemos una inercia muy fuerte del proceso inflacionario y no tenemos muy buenas noticias para dar en esa línea», admitió anteayer el jefe de Gabinete.

«Queremos que las paritarias funcionen. Estamos tratando de garantizar un aumento mínimo con el fin de lo que los empresarios no vuelvan a abusarse de los que trabajan. Pero también hay que pedir a los que trabajan que tengan en cuenta la situación. No hagamos pedidos desmedidos, todo repercute sobre la economía», fue el pedido que hizo el Presidente a todos los sectores.

Fuente: El Cronista – La Nacion.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS