Argentina
8 octubre, 2019

“Vamos a extender la ley del bioetanol, que vencía en el 2021, para que venza en 2023”, prometió.

El primero que entró en escena en la plaza Independencia fue Domingo Amaya, el orador que allanó el camino para que el presidente Mauricio Macri encare un discurso de campaña hacia los tucumanos y el resto de los argentinos. El jefe de Estado habló del narcotráfico, de lo que él cree que todos los argentinos anhelan, pero sobre todo hizo hincapié en lo que los tucumanos necesitan.

Recalcó lo que significa Tucumán para la democracia argentina. “Acá arrancó todo”, dijo y luego de arengar el canto del “Sí, se puede”, envió un guiño al empresariado local y al sector cañero. “Vamos a extender la ley del bioetanol, que vencía en el 2021, para que venza en 2023”, prometió. Recordó que durante su gestión el corte de bioetanol tuvo su aumento en el corte de las naftas, pero no habló de si se volverá a subir ese porcentaje, que es lo que solicitaba el empresariado.

Luego habló de la llegada del limón hacia nuevos mercados internacionales. “Llegaron los primeros limones exportados a la India”, festejó el mandatario, quien busca recortar una desventaja de más de 15% contra Alberto Fernández, del Frente de Todos, en las elecciones del próximo 27 de octubre.

Minutos antes de llegar al punto central de su discurso, Macri aseguró: “Estamos todos convencidos de que hay una país mejor y de que está muy cerca de poder volver. Acá en Tucumán, donde arrancó todo, donde empezó nuestra independencia… Quiero decirles que si estoy acá compartiendo esta locura de pasión por nuestro país con todos ustedes, y que si me metí en política, es por y para ustedes porque creo en ustedes”.

Mientras iba nombrando la presencia del público de diferentes localidades de la provincia e incluso de vecinas como Catamarca, Santiago del Estero, Rosario de la Frontera, Macri invitó a la reflexión. “Sé que compartimos y nos unen muchas cosas. Nos une querer cuidar la democracia, nos une querer vivir en paz, nos une amar, querer amar y vivir en libertad; nos une respetar al otro, nos une querer construir y no destruir; nos une querer dejarles un país mejor a nuestros hijos; nos une nunca bajar los brazos; y nos une uno ‘no a la impunidad’”, entonces el público empezó a decir gritar, “justicia, justicia”.

“Tiempo, eso necesito. Es lo mismo que me pasó en Boca y en La Ciudad (de Buenos Aires). Nos dimos tiempo e hicimos cosas que parecían imposibles. Ahora lo vamos a hacer en la Argentina, porque comienza una nueva etapa. Vamos a poner foco en el alivio, en el día a día de ustedes, en la mejora del salario. Y para todo eso hace falta que estamos juntos, más juntos que nunca. Los problemas que tenemos no se arreglan con los problemas del pasado; se arreglan con los del futuro”, entonces volvió a sonar el “sí, se puede; sí, se puede” de la gente.

Siendo la provincia el eje central de su discurso, el Presidente dejó otro mensaje. “Vamos a llevar internet a todas las escuelas de Tucumán, para que sus hijos accedan a la mejor educación”.

Fuente: lagaceta.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS