Mundo
8 febrero, 2019

Durante el 2018, se cultivaron unas 24 mil nuevas hectáreas de caña de azúcar, informó la Asociación Peruana de Agroindustriales del Azúcar y Derivados (APAAD).

La producción de azúcar en el 2019 será de aproximadamente 1’293,600 toneladas, estimó el director ejecutivo de la Asociación Peruana de Agroindustriales del Azúcar y Derivados (APAAD), Diego Cateriano. Esta proyección representa un crecimiento del 15% con respecto a la producción del 2018, que ascendió a unos 1’124,869 toneladas, en tanto, las ventas ascendieron a unos US$ 550 millones.

Según indicó Cateriano, la mayor producción se debe “a la ampliación de los cultivos de caña de azúcar tras la recuperación de los terrenos de los estragos del Fenómeno El Niño”.

Al cierre del 2018, ascendieron a 160,000 las hectáreas de caña de azúcar cultivadas en el país, que representaron un 17% más que al cierre del 2017 (136,000). Además de ampliar sus cultivos, los empresarios del rubro están invirtiendo cada vez más en tecnología, añadió el director de la APAAD.

Aunque los empresarios están tomando las acciones que tienen a su alcance para mantener a flote la industria, señaló, esta se ve seriamente golpeada por la distorsión de los precios en el mercado nacional e internacional, impulsada por el dumping del azúcar de la India.

“Tengo entendido que no se generaron pérdidas en el 2018, pero los márgenes de ganancia fueron absolutamente estrechos, porque hubo una gran afectación en el precio del azúcar a nivel mundial. Por fortuna, la industria en Perú es realmente muy competitiva a nivel mundial”, explica el gerente de la asociación que reúne a las principales empresas productoras de azúcar y derivados: Casa Grande, San Jacinto, Cartavio, Olmos, Agroaurora, Caña Brava, Pomalca, Laredo y Paramonga.

Al respecto, Cateriano señaló que la franja de precios para el azúcar es insuficiente y ya no permite proteger la industria nacional de la caída de precios ocasionada por el dumping de la India, al cubrir solo una variación de hasta el 15% de los precios.

“El azúcar varía de precios hasta ocho veces, de un extremo a otro, entonces el 15% es absolutamente insuficiente cuando los precios han caído dramáticamente, como ahora. El país tiene la capacidad de generar mecanismos que eviten el ingreso del azúcar que distorsiona el mercado nacional”, señaló Cateriano.

Fuente: Gestión.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS