Argentina
24 enero, 2020

la propuesta de productores del sur de Santa Fe para segmentar retenciones.

Categorización de productores y segmentación de retenciones. Esa es la base de la propuesta de los chacareros de Santa Fe nucleados en la Regional Sur de Federación Agraria Argentina (FAA), que aseguran que si se lleva a cabo su plan, el costo fiscal para el Estado dará cero.

Lo debatieron ayer en un encuentro con legisladores nacionales, funcionarios y dirigentes, para intentar conseguir el aval de los parlamentarios para promover un nuevo esquema tributario para el sector productivo.

¿DE QUÉ SE TRATA Y CÓMO LO APLICARÍAN?

El proyecto propone clasificar a los productores en cuatro categorías según su producción por cultivo. De esta manera, la categoría A será la de Micro; la B, Pequeño; la C, Mediano y la D, Resto de los productores.

En soja, la categoría A deberá producir de 0 a 600 toneladas; la B, de 601 a 1.200; la C, de 1.201 a 1.800 y la D, de 1.801 en adelante.

En maíz, la A irá de 0 a 800; la B, de 801 a 1.600; la C, de 1.601 a 2.400 y la D, de 2.401 en adelante.

En trigo, en tanto, la A irá de 0 a 750; la B, de 751 a 1.500; la C, de 1.501 a 2.250 y la D, de 2.251 en adelante.

Dadas todas estas condiciones, las retenciones que los chacareros piden aplicar serán del 0% en soja para los micro productores, del 8% para los pequeños, del 18% para los medianos y del 30% para el resto.

En maíz, trigo y el resto de los cereales, los micro pagarían el 0%; los pequeños, el 3%; los medianos, el 7% y los más grandes, el 12%.

Así, las hectáreas estimadas de producción serían de 230 en el caso de la categoría A; de 460, en la B; de 700 en la C y de más de 700 hectáreas en la D.

El cuadro, en resumen, quedaría así:

Para categorizar, la Regional Sur de FAA sugiere fijar una fecha cierta de corte de información y trabajar con datos históricos. Para ello, indica que se deberán tomar los números del Sistema SISA de AFIP, y remarca que si un productor se pasa en la producción de uno de los granos sin que ocurra lo mismo en los otros, será motivo para cambiarlo de categoría. Además, considera tener en cuenta como control de categorización al parámetro de las hectáreas productivas, y pide verificarlo con los datos en el SISA, los montos de ventas, entre otros.

QUÉ PASA CON LOS MÁS GRANDES

La idea de los chacareros para los productores que superan las 1.801 toneladas de soja es efectuar una devolución del 50% de las retenciones sobre la liquidación de las primeras 200 toneladas de soja, trigo, sorgo, girasol, cebada y 400 toneladas de maíz.

Esa devolución sería automática, como crédito fiscal en la cuenta de la AFIP de cada productor. “En la medida en que comience a vender su producción, el beneficiario recibirá la devolución en manera automática hasta alcanzar los límites fijados”, explican.

Pero ese crédito fiscal tendría valor solamente para:

• Pago de impuestos nacionales
• Pagos de Aportes y Contribuciones de Empleados
• Pago de Autónomos

Si el productor al finalizar el año fiscal tuviera saldo a favor, podría utilizarlo para:

• Pago de cuota de deudas con bancos oficiales
• Compra de insumos
• Compra de maquinarias de industria nacional

Fuente: infocampo.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS