Mundo
2 diciembre, 2019

Una de las asociaciones de la industria del etanol en Estados Unidos, Growth Energy, estima que los automóviles de este país ya han recorrido 17.700 millones de kilómetros con el combustible E15, una mezcla al 85 por ciento de gasolina y al 15 por ciento de etanol.

El pasado 20 de noviembre se hacía efectiva la regla del Departamento de Agricultura y Mercados del Estado de Nueva York que lleva por título Combustibles para su uso en automóviles y otros dispositivos y equipos accionados por motor, que básicamente autoriza el empleo del E15. Inmediatamente, desde Growth Energy celebraban esta “importante victoria regulatoria que abrirá el cuarto mercado de combustible más grande del país al E15”.

El Estado de Nueva York reconoce la enorme presión derivada de los continuos informes para dar vía libre al E15, que no solo han procedido de Grosth Energy, sino también de la American Coalition for Ethanol, de la Renewable Fuels Association y del Renewable Products Marketing Group. Todo ellos pedían levantar la prohibición que hasta ahora impedía comercializar el E15 en dicho estado.

Growth Energy también reconoce que ha trabajado con productores, distribuidores, agricultores y partidarios de los biocombustibles en toda Nueva York “para presionar por una actualización de las regulaciones del combustible E15 en el estado”.

Progresiva entrada en el mercado del E15
“Si Nueva York cambiara del E10 a E15, reduciría las emisiones de carbono en 748,000 toneladas por año” señala Growth Energy en una nota de prensa. “Esperamos con interés trabajar con minoristas en todo el estado para introducir rápidamente el E15 en el mercado y mantener el liderazgo continuo de Nueva York en combustibles con bajas emisiones de carbono», añaden.

No obstante, en la normativa aprobada, el Departamento de Agricultura y Mercados entiende que su implementación llevará un tiempo, ya que “permitir un número ilimitado de mezclas puede distorsionar el mercado”. Quiere asegurarse de que “los consumidores tengan tiempo para acostumbrarse al E15 y que la industria tenga tiempo para desarrollar la infraestructura adecuada”.

Growth Energy asegura que trabaja en esta línea con el programa Prime the Pump (PTP), “que ha ayudado a expandir E15 a casi dos mil puntos en todo el país”. También lanzó recientemente una asociación con GasBuddy para ayudar a los consumidores a encontrar los puntos de servicios de E15 más cercanos y organizó un taller en Syracuse (Nueva York) para minoristas interesados en ofrecer opciones de combustibles como el E15 y el E85.

Una ley que impulsó la EPA de Barack Obama, no de Donald Trump
Esta misma asociación estima en 17.700 millones de kilómetros los que ya se han recorrido en Estados Unidos con el E15, máxima a partir de que en mayo la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA, en sus siglas en inglés) levantará el veto que mantenía sobre estas mezclas y que impedía su desarrollo completo.

Aunque la EPA vendía la eliminación de la barrera reguladora clave para usar el E15 en los coches fabricados a partir de 2001 como parte del “compromiso de la Administración Trump con la protección ambiental responsable que promueve la independencia energética, la reforma regulatoria y el aumento del uso de biocarburantes”, la ley que la impulsaba fue aprobada realmente por la Administración Obama en 2011.

Fuente: energias-renovables.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS