Argentina
27 febrero, 2020

Los integrantes de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) se pronunciaron en un contexto de incertidumbre por los trascendidos. Las recomendaciones de los especialistas

Los productores de Córdoba, adheridos a la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (CARTEZ), advirtieron sobre el efecto negativo que provocaría un nuevo aumento de las retenciones a las exportaciones agropecuarias.

En un comunicado, desde CARTEZ manifestaron: “El sector agropecuario general, y el interior productivo en particular, están al límite, y en numerosos casos con rentabilidad nula o negativa, por lo que llevar las retenciones de la soja al 33% y, eventualmente, las de maíz y trigo al 15%, tornarán inviable la producción en numerosos lugares, especialmente aquellas que están alejadas de los puertos”.

A los problemas que genera la elevada presión impositiva, se suma el desdoblamiento cambiario. Al respecto, los productores de Córdoba comentaron que el mismo significa un tributo extra, donde se adquiere los insumos dolarizados a un valor muy superior al tipo de cambio que se recibe por la mercadería comercializada.

Ante este difícil panorama, “reiteramos nuestro contundente rechazo a las retenciones y decimos basta, porque ante cada crisis se acude a la solidaridad del sector, pero estamos hartos de ser siempre los llamados a aportar, más aún cuando ya no hay de dónde sacar, al tiempo que no observamos voluntad ni acciones del Gobierno para reducir el impresionante gasto público y el costo de la política”, manifestaron los productores de CARTEZ.

Además, de cara a la reunión de mañana entre el titular de la cartera agropecuaria y la Mesa de Enlace, desde CARTEZ manifestaron: “Las versiones que circulan hoy, nunca acalladas ni desmentidas oficialmente, sólo tensan la cuerda y se contraponen con la necesidad de prudencia y diálogo constructivo en un difícil contexto económico-social”.

Recomendación de los especialistas

Según explicó en su último informe la consultora Zorraquín + Meneses, ante la pregunta de muchos productores sobre cómo avanzar en la actividad en este momento tan complejo, los especialistas explicaron que “se aplican estrategias defensivas en el corto plazo, con acciones tales como disminuir inversiones de largo plazo y cuidar la liquidez pero a su vez aprovechando las condiciones para cambiar alguna maquinaria o comprar insumos en forma anticipada, mientras se esperan medidas económicas generales y sectoriales”.

El sector agropecuario general, y el interior productivo en particular, están al límite, y en numerosos casos con rentabilidad nula o negativa, por lo que llevar las retenciones de la soja al 33% y, eventualmente, las de maíz y trigo al 15%, tornarán inviable la producción en numerosos lugares, especialmente aquellas que están alejadas de los puertos

Y de cara a la próxima campaña agrícola, Teo Zorraquín y Alejandro Meneses, recomiendan dos caminos, “el primero es hacer lo menos posible, sobrevivir, y mantenerse a la expectativa. En cambio el segundo sería invertir puertas adentro de las empresas para modernizarlas, capacitar a sus empleados, incorporar tecnología, acomodar las empresas a normas fitosanitarias y de buenas prácticas, certificar normas. Son procesos que tardan no menos de dos años y tienen como objetivo ser más eficientes, bajar costos, desarrollar productos e innovar. Es una difícil encrucijada y cuya respuesta será distinta en función de la expectativa empresaria”.

Por último, los consultores se refirieron al actual escenario de conflicto entre el gobierno y el campo. Al respecto, manifestaron: “Hay un gobierno sin una clara política hacia el sector, con acciones concretas que perjudican como la suba de retenciones, con constantes amenazas sobre un posible aumento de puntos adicionales de retenciones, y de intervenir los mercados y con mensajes para dividir y comprar tiempo. Y desde el sector se emite un mensaje esperanzado en la lógica productiva y resaltando la importancia del agro. Quizás sea hora de darnos cuenta que la lógica política es incompatible con la lógica productiva. No tenemos la solución a este dilema, entendemos el rol de las gremiales y de muchas personas que se movilizan, pero algo está faltando para demostrar la fuerza que tiene el campo”.

Fuente: Infobae.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS