Argentina
30 octubre, 2019

Hay soja y maíz valuados en casi US$12.000 millones.

Al cierre de esta edición el portal oficial Sio granos registraba ayer negocios por 20.054 toneladas de soja bajo la modalidad a precio hecho. Un volumen muy inferior si se lo compara con los 43.310 toneladas de lunes 12 de agosto después de conocer los datos de las PASO. Esto muestra la precaución del campo por comercializar sus commodities.

Por otro lado y sobre datos de la Dirección de Mercados Agropecuarios el campo tiene en su poder 17,6 millones de toneladas de soja y 5,8 millones de toneladas entregadas, pero que están bajo la modalidad a fijar precio. Esto hace un total de 23,4 millones que a valores FOB significan futuros ingresos por US$8.330 millones.

La misma situación se observa con el maíz donde 19,7 millones restan por comercializarse mientras que otros 3,25 millones no tienen precio. Este volumen representa divisas por US$3.626 millones.

«Acá hay dos escenarios posibles. Con las deudas y gastos de campaña próxima ya cancelados el productor va a vender poco ante una posible devaluación», sostuvo la analista de mercado, Lorena A´Dangelo, quien aclaró: «Sí saldrá a negociar la 2019/2020 de cara a lo que pase en diciembre con el nuevo gobierno».

Efectivamente. Esto le permite al productor evitar un posible aumento de los derechos de exportación siempre y cuando venda a precio hecho y no a fijar que no es mas que decir el valor mas adelante, pero con una retención a pagar en el momento del embarque.

Desde la corredora Futuros y Opciones (FyO), su analista Dante Romano, «ante la posibilidad inminente que el próximo gobierno eleve los derechos de exportación de la soja al 35%, el productor saldrá a vender impulsado por la presión del mercado».

Para Romano el hecho que el fas teórico esté alrededor de US$8 por debajo de la soja 2020 sumado las futuras retenciones, «provocará por adelantado que la plaza descuente US$20 y tengamos una soja entorno de los US$220 la tonelada, esto traerá un efecto puerta 12».

La exportación es el otro actor que está esperando agazapado para salir a comprar. Si bien depende mucho de lo que haga el productor buscará ofrecer el menor valor posible para hacerse del mayor volumen posible. Sabe de la necesidad del chacarero.

«Nosotros vamos a comprar todo lo que se posible y a fijar precio en todo lo que encontremos. De esta forma congelamos el valor antes que aumenten las retenciones», reconocieron fuentes de las cerealeras.

Fuente: BAE.-

MÁS NOTICIAS SOBRE: 

REALIZÁ UN COMENTARIO


*

COMENTARIOS